Descubre los grandes beneficios de las semillas y frutos secos para tu salud

Las semillas y frutos secos son una fuente rica de nutrientes esenciales, pero es importante conocer las nociones básicas para su correcta utilización y aprovechar al máximo sus beneficios.

Selección y Conservación de Semillas y Frutos Secos

La selección cuidadosa es crucial para evitar la rancidez, un problema común debido a los aceites naturales presentes. Si detectas un olor peculiar, es señal de que debes desecharlos. Además, es esencial verificar que estén libres de mohos, los cuales pueden producir toxinas perjudiciales para la salud.

Cómo Preparar y Consumir Semillas y Frutos Secos

Antes de consumir, es recomendable lavarlos con abundante agua. La activación y el tostado son dos técnicas sencillas que mejoran la absorción de sus nutrientes.

Activación

  • Lava y escurre las semillas y frutos secos.
  • Colócalos en un recipiente de cristal y cúbrelos con agua potable durante 4 a 12 horas, dependiendo del tipo.
  • Después de este tiempo, escurrir, limpiar y están listos para usar.

Tostado

  • Lava y seca las semillas.
  • Tuesta en un sartén a fuego medio, moviendo constantemente para evitar que se quemen.

Una vez preparadas, las semillas y frutos secos pueden ser incorporadas en diversas comidas a lo largo del día.

Receta: Crema de Untar de Semillas de Girasol

Una receta sencilla para empezar a incorporar semillas activadas en tu dieta es una deliciosa crema de untar a base de remolacha y pipas de girasol activadas. Solo necesitas media remolacha cocida, una taza de pipas de girasol activadas, y una cucharada de salsa de soja orgánica. Tritura todo hasta conseguir una consistencia cremosa.

 

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?